miércoles, 9 de septiembre de 2015

Previa Conferencia Nacional




División Este. Los Vaqueros fueron los campeones divisionales el año pasado y no sería descabellado pensar que puedan repetirla hazaña en 2015. La línea ofensiva es considerada la mejor de la liga y si Tony Romo puede mantenerse sano toda la temporada por aire causarán mucho daño a sus rivales, el cuerpo de receptores es muy bueno, sin embargo la duda es el ataque terrestre, la partida de DeMarco Murray es una baja sensible, y aunque muchos especialistas creen que cualquiera corre detrás de esa línea, no será lo mismo sin el líder corredor de la liga; la defensiva debe mejorar considerablemente con el regreso de Sean Lee, en los extremos estarán mucho mejor con la llegada de Greg Hardy (suspendido 4 partidos) y el novato Randy Gregory. Filadelfia es quizás el equipo más intrigante de la liga, el entrenador Chio Kelly en menos de 3 años ha renovado totalmente el plantel teniendo ahora en los controles a Sam Bradford, que si logra alejarse de las lesiones es un buen mariscal de campo, el cuerpo de corredores es el mejor de la liga con DeMarco Murray, Ryan Matthews y Darren Sproles, el cuerpo de receptores es cumplidor; a la defensiva debe mejorar con la llegada de Kiko Alonso y Byron Maxwell. Los Gigantes son una incógnita, ofensivamente tienen el material humano para estar a la altura de cualquiera en la liga, la dupla de Víctor Cruz y Odell Beckham causará estragos en los perímetros rivales, y la llegada de Shane Vereen le da otra cara al ataque terrestre, la incógnita es si Eli Manning puede sacudirse la irregularidad; la línea defensiva está muy lejos de ser aquella de la famosa defensiva Nascar, no serán la unidad fuerte del equipo, pero la ofensiva compensará sus carencias. Los Pieles Rojas se han decantado por Kirk Cousins como su mariscal titular, al parecer ya le perdieron la fe a Robert Griffin III, en cuanto a corredores y receptores el equipo está bien, las principales dudas están en la línea; la defensiva es la que debe mejorar enormidades, sin embargo no parecen tener lo suficiente para pelearles a sus rivales divisionales.

División Norte. Los Empacadores parten como favoritos para llevarse su división e incluso para ser los representantes de su conferencia en el Súper Tazón. Aaron Rodgers está convertido en el mariscal de campo más completo de la actualidad, pero las lesiones lo han aquejado los dos últimos años, en parte por las carencias de su línea ofensiva, en las posiciones de habilidad extrañarán a Jordy Nelson, pero aun si él, serán una ofensiva que anote muchos puntos, Eddie Lacy se ha convertido en un gran complemento para el circo aéreo de Rodgers; defensivamente comenzaron muy flojos el año pasado, pero al alternar a Clay Matthews en el interior y el exterior como linebacker rindió dividendos y mejoraron considerablemente para la segunda mitad de la campaña. Detroit es un equipo muy peligroso, tienen un mariscal de campo con un brazo muy potente y una pareja de receptores formidable, si Ameer Abdullah puede balancear la ofensiva, serán extremadamente peligrosos; la defensiva extrañará a Ndamukong Suh y Nick Fairley, sin embargo el cuerpo de linebackers sigue siendo de élite y la secundaria aceptable. Chicago tendrá un nuevo comienzo con John Fox como entrenador en jefe, Fox se apega mucho al estilo defensivo que ha caracterizado a los Osos en el pasado. Jay Cutler es un mariscal de campo con mucho talento pero muy irregular, tiene un par de armas importantes en Matt Forte y Alshon Jeffery, y la línea ha mejorado considerablemente. La defensiva cambiará a formación 3-4 y la llegada de Pernell McPhee les hará bien, aun les faltan algunas piezas para volver a ser una unidad temible, pero van por buen camino. Los Vikingos de Minnesota son un equipo en ascenso, su joven mariscal mostró cosas interesantes y el regreso de Adrian Peterson le quitará mucha carga; la defensiva es joven pero talentosa, Anthony Barr fue una grata revelación y no es fácil correrles por el centro.     

División Sur. En la temporada 2014 fue la división por mucho más mediocre de la liga, así que peor no pueden estar. Las Panteras de Carolina fueron los campeones divisionales con marca por debajo de .500, las cosas no lucen alentadores, pues su mejor receptor está lesionado, así que la ofensiva nuevamente tendrá que recargarse en exceso en su ataque terrestre; la defensiva es joven y muy buena especialmente por el centro (tackles y linebacker central), la secundaria es el punto débil pero con un año más de experiencia deben mejorar. Nueva Orleans son los candidatos para retar a Carolina por el cetro divisional y mientras Drew Brees siga en los controles, la ofensiva anotará puntos al por mayor, y ahora con la llegada de C.J Spiller, el ataque terrestre puede ser un gran complemento; a la defensiva tuvieron un año para el olvido, pero el regreso de Jairus Byrd y la llegada de Brandon Browner y el novato Hau´oli Kikaha deben mejorar considerablemente sus números. Atlanta tiene un potencial ofensivo enorme, Julio Jones y Roddy White son una gran pareja de receptores y con Matt Ryan en los controles el espectáculo está garantizado, el ataque terrestre no asusta a nadie y la ofensiva pudiera llegar a ser predecible; a la defensiva seguramente mejorarán pues su nuevo entrenador en jefe es de corte defensivo, el novato Vic Beasley debe tener impacto inmediato. Los Bucaneros ponen todas sus esperanzas en el primer recluta global Jameis Winston, que de entrada tiene un buen reparto a la ofensiva, Doug Martin es un buen corredor, MikeEvans y Vincent Jackson son una pareja de receptores muy competente y Austin Seferian Jenkins es un buen blanco para pases cortos, así que no se le exigirá de más al novato mariscal; las dudas están del otro lado del balón, pues la defensiva no parece tener los nombres como para seguirle el paso a la ofensiva, aun así, deben mejorar considerablemente lo hecho el año pasado. 

División Oeste. El oeste deberá seguir bajo el dominio de los Halcones Marinos. Los campeones de la conferencia nacional adquirieron en Jimmy Graham a un arma muy importante sobre todo en zona roja, tienen uno de los mejores corredores en Marshawn Lynch y los receptores seguirán mejorando, por lo que su ofensiva debe dejar de ser aburrida; las dudas comienzan a aparecer en la defensiva, tienen una buena línea pero sin mucha profundidad, los linebackers son muy buenos y en el perímetro, aunque conservan a 3 de los 4 titulares, la esquina opuesta a Richard Sherman no estará tan bien cubierta, y Tom Brady ya abusó de ellos en el pasado Súper Tazón, enviando una señal a las ofensivas rivales de como atacar esa buena defensiva. Los Cardenales son un equipo en ascenso, y muy bien entrenados por Bruce Arians, si Carson Palmer y los corredores logran librarse de las lesiones, la ofensiva mejorará enormidades, y les urge, porque fueron una unidad anémica en el cierre de temporada en 2014; los siete frontales son buenos y con Patrick Peterson en el perímetro, tienen material suficiente para ser una defensiva arriba del promedio. Los Carneros deben dar un salto de calidad este año, ahora con Nick Foles en los controles y con la llegada del novato corredor Todd Gurley, la ofensiva debe elevar considerablemente sus números, sus receptores no son de élite, pero un buen ataque terrestre siempre ayuda. La línea defensiva es de las mejores de la liga, y los linebackers no están nada mal, la defensiva tiene el material para estar en el top ten. Sería un milagro que los 49s jugaran el Súper Tazón en casa, el equipo estrenará entrenador y prácticamente lo han desmantelado. A la ofensiva extrañarán a Frank Gore, pero serán más peligrosos por aire. La defensiva tuvo demasiadas bajas importantes, Justin Smith, Patrick Willis, Chris Borland y Aldon Smith, todos ellos estrellas, no estarán de regreso ya sea por retiro o por suspensiones, así que no serán una unidad dominante.


Resumen. Dallas, Filadelfia, Green Bay, Detroit, Nueva Orleans y Seattle se perfilan como candidatos a la postemporada. Arizona, Minnesota y San Luis pudieran ser caballos negros. 

0 comentarios:

Publicar un comentario