lunes, 7 de septiembre de 2015

Leones de Detroit

Leones de Detroit

Datos Históricos
Año de Fundación: 1930
Registro en temporada regular (G-P-E): 535-634-32
Registro en postemporada (G-P): 7-12
Súper Bowl Ganados (1966 a la fecha): 0
Campeonatos (1920-1965): 4
Líder Pasador: Matthew Stafford – 25,976 yardas
Líder Corredor: Barry Sanders – 15,269 yardas
Líder Receptor: Calvin Johnson – 11,619 yardas
Coach con más victorias: Wayne Fontes – 66 victorias
Números retirados: 7 Dutch Clark, 20 Barry Sanders, 22 Bobby Layne, 37 Doak Walker, 56 Joe Schmidt, 85 Chuck Hughes.

Miembros en el Salón de la Fama: Lem Barney (1967-1977), Jack Christiansen (1951-1958), Dutch Clark (1931-1932, 1934-1938), Lou Creekmur (1950-1959), Curley Culp (1980-1981), Bill Dudley (1947-1949), Frank Gatski (1957), John Henry Johnson (1957-1959), Dick “Night Train” Lane (1960-1965), Yale Lary (1952-1964), Bobby Layne (1950-1958), Dick LeBeau (1959-1972), Ollie Matson (1963), Barry Sanders (1989-1998), Charlie Sanders (1968-1977), Joe Schmidt (1953-1965, 1967-1972), Doak Walker (1950-1955), Alex Wojciechowicz (1938-1646), Dick Stanfel (1952-1955).
Standings históricos: Pulse aquí
Vs equipos: Pulse aquí

Actualidad
Dueño: Martha Firestone Ford
Presidente: Rod Wood
Gerente General: Bob Quinn
Head Coach: Jim Caldwell
Coordinador Ofensivo: Jim Bob Cooter
Coordinador Defensivo: Teryl Austin
Estadio: Ford Field
Roster: Pulse aquí
Oponentes 2016: Chicago (2), Green Bay (2), Minnesota (2), Dallas, Filadelfia, Nueva York G, Washington, Houston, Indianápolis, Jacksonville, Tennessee, Nueva Orleans, Los Ángeles.
Resultados: Pulseaquí

Breve reseñaEspartanos de Portsmouth. Su inicio se remonta al año 1929 en Portsmouth, Ohio, donde atrajeron jugadores de equipos profesionales y semi-profesionales de los estados de Ohio, Kentucky y Virginia del Oeste. Los residentes de Portsmouth acordaron financiar la construcción de un estadio, lo que desencadenó en que la NFL les ofreciera una franquicia en 1930. Portsmouth se convirtió en la segunda ciudad más pequeña en albergar a un equipo de la NFL, solo por detrás de Green Bay. Su primera temporada obtuvieron una marca de 5 ganados, 6 perdidos y 3 empates. Uno de los partidos más memorables fue aquel contra los Empacadores de Green Bay en 1932, conocido como el “partido de los hombres de hierro”; Portsmouth ganó 19-0 y solo utilizó 11 jugadores durante todo el partido, no hizo ningún cambio ni sustitución. En 1932, jugaron el que es considerado (extraoficialmente, más no para los records de la NFL) como el primer partido de postemporada de la NFL, al quedar con la misma marca que los Osos de Chicago, esto para definir al campeón. El partido fue ganado por los Osos 9-0.

1934-1939. A pesar de tener éxito en el terreno de juego, ingresos pobres a causa de la guerra, pusieron en peligro la existencia de los Espartanos. En 1934, un grupo liderado por un empresario de estaciones de radio de Detroit, de nombre George Richards, compró el equipo por una cantidad de $ 7,952.08 dólares. El equipo se trasladó a Detroit y cambiaron su sobrenombre por el de Leones. Por medio de sus influencias y conexiones en la radio, Richards logró que los Leones jugaran en su primera temporada en Detroit el día de acción de gracias, una tradición que continúa hasta nuestros días. En 1935 lograron su primer campeonato, al vencer en 1935 a los Gigantes de Nueva York 26-7.

Década de los 40s. La década de los 40s no fue precisamente la mejor para los Leones, pues solo ganaron 35 partidos en 10 años, incluyendo una temporada de cero ganados y 11 perdidos en 1942. La ofensiva de 1942 fue tan mala, que solo anotó 5 touchdowns en toda la temporada y no anotó más de 7 puntos en ningún partido. En 1943 escenificaron un partido contra los Gigantes de Nueva York cuyo resultado fue 0-0, esta fue la última ocasión en que un partido de la NFL culminó sin anotaciones.

Los gloriosos 50s. Detroit tuvo su mayor éxito en la década de los 50s. En 1952 regresaron al juego por el campeonato 17 años después de haberlo conquistado por primera ocasión. Derrotaron por 17-7 a los Cafés de Cleveland. En 1953 repitieron en la final, de nueva cuenta ante los Cafés, y volvieron a ganar, esta ocasión con marcador de 17-16. En 1954 por tercera ocasión consecutiva, se enfrentaban a los Cafés para definir al campeón, pero en esta ocasión fue Cleveland quien salió airoso con un contundente marcador de 56-10. En 1957definieron el campeonato de la conferencia del oeste con los 49s de San Francisco, que llegaron a tener una ventaja de 27-7, pero los Leones sacaron la casta y terminaron ganando 31-27. En el partido por el campeonato, por cuarta ocasión en 6 años se enfrentarían a los Cafés de Cleveland, ganando los Leones categóricamente 59-14 para así adjudicarse su tercer campeonato en 6 años. Lo anterior lo lograron con el mariscal de campo Bobby Layne en los controles. Layne se lesionó en el partido por el campeonato en 1957, y el equipo lo envió en un cambio a Pittsburgh. Se dice que Layne al dirigirse a Pittsburgh dijo: “Detroit no ganará otro campeonato en 50 años”. Cabe señalar que desde entonces los Leones no han vuelto a ser campeones, y solo tienen un triunfo en postemporada, en 1991 contra los Vaqueros de Dallas. Hoy en día a esa frase se le conoce como “La maldición de Bobby Layne”. En 1959 el dueño minoritario, Ralph Wilson se separó de los Leones tras tomar una franquicia de la recién creada AFL.

Los 60s. En la década de los 60s, Detroit alternó temporadas buenas y malas, sin embargo no disputaron ningún partido de postemporada. El 22 de noviembre de 1963, William Clay Ford compró una participación mayoritaria de los Leones por 4.5 millones de dólares. 

70s y 80s, las vacas flacas. En 1970, tras la fusión, los Leones fueron ubicados en la división central de la conferencia nacional, calificando a postemporada, sin embargo cayeron en ronda de comodines ante los Vaqueros de Dallas por marcador de 5-0, en un duelo defensivo de principio a fin. No volverían a postemporada el resto de la década. El 24 de octubre de 1971, en un partido frente a los Osos de Chicago, ocurrió una tragedia cuando el receptor Chuck Hughes se derrumbó y murió de un ataque al corazón. Es la única ocasión en que un jugador de la NFL muere en el campo de juego. Regresarían a postemporada hasta 1982, pero cayeron 31-7 ante los Pieles Rojas de Washington. En 1983 regresaron, para perder en ronda de comodines ante los 49s por 24-23. El resto de la década los Leones tuvieron marca perdedora.         

Los 90s y la llegada de Barry Sanders. En 1989, los Leones reclutaron a uno de sus máximos ídolos, Barry Sanders. En 1989 se quedó a 10 yardas de ser el mejor corredor de la NFL. En 1990 fue el mejor, con 1304 yardas en la temporada. En 1991 comenzaron su temporada con una derrota de 45-0 frente a los Pieles Rojas, sin embargo terminaron con marca de 12-4 para ganar su división por primera ocasión en 8 años. En postemporada (la primera desde 1957) despacharon fácilmente a los Vaqueros de Dallas por 38-6, pero en la final de conferencia fueron dominados de principio a fin por los Pieles Rojas al caer 41-10. Volvieron a la postemporada en 1993, 1994, 1995, 1997 y 1999 en lo que es la mejor década para los Leones, sin embargo no volvieron a ganar un partido en fase de definición. En 1993 y 1994 cayeron ante Green Bay, en 1995 ante Filadelfia, en 1997 contra Tampa Bay y en 1999 frente a los Pieles Rojas, siempre en ronda de comodines. En 1997 Barry Sanders corrió para 2053 yardas, lo que lo ubicó en ese momento como el segundo mejor corredor de la historia.

Nuevo siglo. Del 2000 a la fecha los Leones han sido uno de los equipos más perdedores de la liga, solo han tenido 3 temporadas ganadoras en 15 años. Entre 2001 y 2003 los Leones no ganaron un solo partido en calidad de visitantes, lo que los convierte en el único equipo de la NFL en no ganar de visitantes en una racha de tres temporadas consecutivas. En 2008 tuvieron registro de 0-16 para convertirse en el único equipo en la historia en no ganar un solo partido en una temporada de 16 juegos. A pesar de todo, al parecer el futuro no es tan sombrío, han calificado en 2 de sus últimas 4 temporadas, tienen a un mariscal de campo franquicia en Matt Stafford y un gran receptor en Calvin Johnson, además de una buena base defensiva.  

Compromiso con la comunidad. Los Leones tienen la academia “Detroit Lions Academy”, donde admiten estudiantes que no han tenido éxito en otras escuelas. Desde 1999, el equipo es el patrocinador principal de los torneos de futbol americano juvenil “Think Detroit PAL” y recibe los campeonatos en el Ford Field, su estadio. La liga tiene 80 equipos y más de 3200 jóvenes de edades entre 8 y 14 años.

0 comentarios:

Publicar un comentario